Historia de JSCM
 
 
 
 

Desde su fundacin hasta la ruptura con el PSOE (1903 - 1921)

A finales del siglo XIX la calidad de vida de la mayor parte de la poblacin era psima, debido, por una parte, a la precariedad de los servicios sociales y por otra, a unas condiciones laborales infrahumanas.

A esta situacin hay que aadir los continuos reclutamientos de jvenes para las distintas guerras que se estaban desarrollando. Los afectados en este caso eran nicamente jvenes trabajadores, ya que los hijos de los pudientes pagaban un tributo que les exima de ir al servicio militar y por consiguiente, tambin al frente.

Esto hizo surgir entre los jvenes la necesidad de organizarse para combatir este militarismo, y fue esta necesidad el detonante para el nacimiento de la organizacin juvenil socialista.

En resumen el nacimiento de Juventudes Socialistas tiene una doble vertiente:

  • La decisiva influencia del auge impresionante de armamentismo en Europa.
  • Mayor utilizacin de los Ejrcitos para la reduccin de huelgas o conflictos laborales.

La primera agrupacin de Juventudes Socialistas se cre el 27 de septiembre de 1903 en Erandio, Bilbao, apenas 10 das despus de que Toms Meabe, fundador de la organizacin, escribiera en el peridico "La lucha de clases" un editorial titulado "Derroteros", en el que hablaba sobre la necesidad de crear una organizacin de jvenes inspirada en las Jvenes Guardias Socialistas de Blgica, primera organizacin socialista juvenil.

La creacin de agrupaciones por todo el norte fue inmediata, especialmente en las zonas mineras o industrializadas, en las grandes ciudades, y en las capitales neurlgicas del movimiento obrero. Pero el nacimiento de Juventudes Socialistas de Espaa, tal y como hoy la conocemos, tuvo lugar con la celebracin en Bilbao, del 14 al 16 de abril de 1906, de un congreso en el que se aprob la constitucin de la Federacin Nacional de Juventudes Socialistas Espaolas.

En 1907 nace la Renovacin, como boletn de la Federacin de JJSS de carcter semestral.

Juventudes Socialistas de Espaa tena una carga moral, una carga revolucionaria que consiste en intentar organizar a la juventud para la revolucin socialista. Slo de forma marginal se analiza la situacin laboral de los jvenes, sus derechos polticos, formacin profesional, etc.

Otra caracterstica de la organizacin que sera constante es la polmica permanente en la relacin Partido / Juventudes. Se puede afirmar que, salvo raras excepciones, en ningn pas se vio con buenos ojos la organizacin independiente de los jvenes.

En Espaa esta relacin no lleg a los extremos, como en otros pases. De cualquier modo en el VII Congreso del PSOE en Madrid, octubre de 1905, se acord la integracin de las Juventudes Socialistas en el Partido y en 1908 ingresaron en el PSOE.

Tambin desarrollaron la labor de convertir las Casas del Pueblo en autnticas escuelas de formacin y centros de ocio, donde impartan clases de alfabetizacin, cultura general bsica, teatro y tambin poltica socialista, e informaban a cerca de problemas tales como el alcoholismo, la ludopata, etc. de los que pretendan apartar a los trabajadores.

En 1908 se celebr el II Congreso Federal, que sirvi para sentar las bases ideolgicas de la organizacin. As, adems del antimilitarismo, que inspir la creacin de la organizacin, se aprueban resoluciones que muestran la preocupacin por la educacin y la formacin, o un incipiente feminismo, que lleva a admitir la creacin de grupos femeninos dentro de las Juventudes Socialistas.

Entre 1908 y 1919 se produce un espectacular crecimiento de la organizacin, y se crean agrupaciones a lo largo de toda la geografa espaola.

En 1917, el PSOE y UGT pretendan traer a Espaa un rgimen democrtico a travs de un movimiento revolucionario. En agosto sta idea cristaliz en una Huelga General, pero el movimiento fracas causando la muerte de muchos obreros y la detencin en Cartagena de los miembros del Comit de Huelga que fueron condenados a cadena perpetua. Estos eran Besteiro, Anguiano, Largo Caballero y Andrs Saborit (Presidente de la FNJSE).

Afortunadamente, en las elecciones Generales del 24 de febrero de 1918 triunf la izquierda y los compaeros de ese Comit de Huelga fueron amnistiados al ser elegidos diputados, lo que hizo de Andrs Saborit el primer militante de Juventudes Socialistas nombrado diputado.

Como consecuencia de la Revolucin rusa de 1917 y la creacin de la III Internacional; Juventudes Socialistas se vio en la tesitura de permanecer en la II Internacional como hizo el PSOE, o por el contrario, unirse a la III Internacional Comunista.

La constitucin en 1919 de la III Internacional, y la definicin poltica de Juventudes Socialistas a favor de sta, frente al PSOE, que en congreso extraordinario decidi mantenerse en la II Internacional, marca una ruptura que cristaliz en 1921, cuando un Congreso extraordinario decidi, con una exigua diferencia, integrar la organizacin en el recin creado Partido Comunista Obrero Espaol, para construir la Federacin de Juventudes Comunistas.

 

Desde la reorganizacin hasta la Guerra Civil (1925 - 1936)

No sera hasta 1925 cuando un grupo de jvenes decidi reorganizar las Juventudes Socialistas con la celebracin del I Congreso Nacional de JSE, denominado como el de la refundacin, que tambin decidi la reincorporacin al PSOE. Comenz as una nueva etapa caracterizada por el bajo perfil poltico de las Juventudes Socialistas, muy controladas por la direccin del PSOE, que tema que se repitiera lo acaecido en 1921.

El III Congreso Nacional de las JSE, celebrado en Mayo de 1929, marc un giro en los posicionamientos polticos de la organizacin, que se atreve a esbozar un programa poltico y reivindicativo propio, que se consolidara en el congreso celebrado en 1932.

Con la cada de la dictadura se abre en Espaa un proceso revolucionario que desemboca en la proclamacin de la II Repblica, el 14 de abril de 1931, que supone un espectacular crecimiento de la organizacin, que pasa de los 1.500 militantes en el Congreso de 1929 a 12.000 en su Congreso de febrero de 1932.

El Congreso de 1932, por otra parte, sera la palanca de impulso definitivo a la organizacin. Se recoge toda una serie de resoluciones, en la prctica un programa de actuacin reivindicativa en todos los rdenes, junto con un anlisis serio de la situacin poltica y econmica. Adems, tambin se fijaron las normas para crear las milicias Socialistas (grupos que contrarrestaban los ataques mediticos y pblicos de la derecha, mediante la difusin y explicacin de los proyectos llevados a cabo por el Gobierno de la Republica).

La Repblica desat la creacin de distintas tendencias dentro del Partido Socialista, siendo la liderada por Largo Caballero la que asumieron los jvenes socialistas. Defendan la Repblica en cuanto a su carcter progresista, siempre y cuando los posicionamientos de la burguesa republicana no prevaleciesen convirtindose en un obstculo para los intereses del proletariado.

En cualquier caso, el intento modernizador de la izquierda, se vino abajo en 1933 cuando la derecha alcanza de nuevo el poder, con la CEDA (Confederacin Espaola de la Derechas Autnomas).

Todo este cmulo de circunstancias hizo imparable el movimiento revolucionario que lleg en octubre de 1934 y que solo se consolid en Asturias donde los trabajadores llegaron a sostener una comuna socialista durante varios das. Finalmente el movimiento fracas, siendo duramente reprimido por el Gobierno. Miles de obreros acabaron muertos, heridos o en la crcel.

Este duro golpe que afect a la izquierda en su conjunto impuls nuevamente su unificacin. De este modo las distintas fuerzas de izquierdas se aliaron bajo la frmula de Frente Popular. Las Juventudes apoyaron esta alianza.

El V Congreso de las Juventudes Socialistas de Espaa se celebr en abril de 1934, y en l se elige una nueva direccin, que propici la unificacin, en 1936, de las Juventudes Socialistas de Espaa y la Unin de Jvenes Comunistas de Espaa, bajo la denominacin de Juventudes Socialistas Unificadas (JSU), y con Santiago Carrillo como Secretario General.

Esta izquierda unificada obtuvo un rotundo xito en las Elecciones Generales de febrero de 1936, devolvindole a Espaa de nuevo el Gobierno de la Repblica. Miles de presos polticos salieron de las crceles con la proclamacin de la amnista.

La Unificacin quedaba completamente desequilibrada a favor del bloque comunista. Ante la situacin poltica juvenil se intenta poner orden a travs de la CE del PSOE nombrando un Secretario juvenil del PSOE (Ramn Lamoneda). El golpe de Casado constituira un triste colofn final a las pugnas juveniles.

Al finalizar la Guerra Civil la situacin de los jvenes socialistas es bastante compleja. Las Juventudes Socialistas Unificadas fueron cayendo a lo largo de la guerra y la influencia socialista fue cada vez menos.

Las Juventudes Socialistas estn descontentas con la direccin de las JSU. En julio de 1938 se designa una Comisin de Jvenes Socialistas dentro de las JSU. En marzo de 1939 se renen en Madrid jvenes de Federaciones provinciales de Juventudes Socialistas que se organizan de forma espontnea y como rechazo a las JSU, despus de que las Juventudes Socialistas Unificadas destituyera a todos los dirigentes contrarios a su radicalizacin y su paso al Partido Comunista. En esta reunin se considera anulado el pacto de unidad con las jvenes comunistas.

Fue en 1939, cuando la Repblica fue definitivamente aplastada por las tropas Nacionales del General Franco, que se convirti en "caudillo", e instaur en Espaa una Dictadura Militar de rasgos fascistas que durara 40 largos aos.

 

El periodo Franquista (1939 - 1975)

Tras la guerra civil, con la mayora de los militantes en el exilio, en prisin, o viviendo en la clandestinidad, hubo varios intentos de reconstituir la organizacin desde el exterior, pero sera en abril de 1945 cuando se celebr en Toulouse un Congreso en el que se decidi la constitucin de una nica Federacin de JSE, con sede en dicha ciudad francesa.

Fue en es 1945 cuando el fin de la II Guerra Mundial logr derrotar al fascismo en Europa, lo que conllev, por un lado que Franco se debilitase al perder a sus aliados fascistas en Europa.

La reorganizacin en el interior fue ms dura debido a las condiciones de persecucin y exterminio de todos los militantes de izquierda que no pudieron salir de Espaa. Los primeros contactos organizativos tuvieron lugar en las crceles y campos de concentracin, y en realidad fueron jvenes socialistas los que asumieron la gran tarea de agrupar, reconstruir y mantener viva la llama de la organizacin socialista durante toda la etapa de la Dictadura.

Lo hacan de forma clandestina desde las crceles y los campos de concentracin. Las Juventudes tuvieron un importante papel en este proceso mediante la edicin del peridico la Renovacin, que agrup a miles de socialistas en aquellos difciles momentos de persecucin y castigo por ser de izquierdas.

Durante el exilio las Juventudes estn muy ligadas al PSOE y a UGT. La poltica del PSOE se traslada al mbito de la juventud y en esta poltica de alianzas las Juventudes crean paralelamente en 1946 la "Alianza Democrtica de la Juventud Espaola", durante el II Congreso de las Juventudes.

La direccin de Juventudes Socialistas a finales de los aos 50 y principios de los 60, tiene un paulatino relevo incorporndose los hijos de los exiliados y mantenindose algunos viejos.

El III Congreso de Juventudes Socialistas se celebr en Toulouse, en 1967, donde se present un estudio de los afiliados.

El IV Congreso, tambin celebrado en Toulouse, en 1970 constatar la implantacin y desarrollo de la organizacin en el interior de Espaa.

En 1972 se celebr el V Congreso ya en Espaa, pero no lleg ha realizarse por las detenciones a principios de 1972 y por lo tanto, se celebra un V Congreso en Francia en 1973. En este Congreso se instala la sede en Pars.

Entre este Congreso y el VI se produce una radicalizacin poltica de las Juventudes Socialistas, acompaado de una implantacin organizativa en las distintas provincias y en los frentes de lucha (universidades, barrios, etc..)

En 1975 muere el General Franco, a partir de este momento la Juventudes Socialistas presentes en el combate anti-franquista, luchan por la implantacin de un rgimen democrtico.

El 19 de Febrero de 1977 Juventudes Socialistas de Espaa se convierten en una organizacin legal, y en septiembre de ese mismo ao se celebra, bajo el lema "Hagamos Crecer el Socialismo", el XIII Congreso de las JSE, en el que se realiza un gran esfuerzo para adecuar la organizacin a una estrategia marcada por la realizacin de una poltica especficamente juvenil. La Carta Constitucional de la Juventud, en la que se recogan las reivindicaciones juveniles que se pretendan incorporar en la Constitucin, que en aquel entonces se comenz a elaborar, supuso el referente poltico de Juventudes Socialistas.

 

Desde el fin de la Dictadura hasta nuestros das (1975 - ...)

La muerte de Franco signific el final de la Dictadura y el inicio de la TRANSICIN, hacia un sistema democrtico, lo que fue acogido con gran alegra por todos los espaoles progresistas ansioso de libertad.

Las elecciones democrticas de junio de 1977 afirmaron que el PSOE es la fuerza hegemnica de la izquierda. En ese mismo ao Juventudes Socialistas alcanza su mximo desarrollo con la celebracin de su XII Congreso en el se marc una estrategia basada en la realizacin de la poltica juvenil, desde la reivindicacin democrtica que le corresponda, configurada como una organizacin autnoma y socialista.

En 1978 se aprueba la Constitucin por todos los espaoles mediante Referndum, y en 1979 se celebran Elecciones Municipales en las que el Partido Socialista se hace con el Gobierno Local de la mayora de la poblacin. Muchos compaeros de Juventudes que concurren en las candidaturas del PSOE llegan a ocupar numerosas concejalas.

Debido a la reduccin de los marcos de accin poltica a los que se ve sometida la organizacin, en el XVI Congreso Federal del 79 el debilitamiento se hace palpable y progresivo. Por ello, se hizo necesario convocar un Congreso Extraordinario que se celebr en febrero del 81 que sirvi de revulsivo a la organizacin. Durante el mismo se trazaron las directrices que habran de seguir en su trabajo para adaptarlo a la nueva situacin democrtica. Estas directrices eran, trabajar por la solidaridad, por la paz y la tolerancia y mejorar las condiciones de vida de los jvenes.

La victoria del PSOE en octubre de 1982, fue para los jvenes socialistas un momento de gran esperanza e ilusin, pero tambin provoc momentos de tensin en el seno de la organizacin, que no siempre se mostr de acuerdo con las decisiones tomadas desde el Gobierno.

Siguieron aos de intensos cambios tanto en lo poltico, como en lo social, y Juventudes Socialistas tuvo que adaptar su ideario poltico a las nuevas necesidades sociales que iban surgiendo.

A principios de los 90, la desmovilizacin de la juventud, y el giro hacia la derecha experimentado por el voto joven marcaron la necesidad de plantear un cambio organizativo que sirviera para abrirse a la juventud. En el congreso de 1993 se pusieron las bases de este cambio, que se materializ en el celebrado en 1996, donde se establecieron nuevas formas de trabajo, presididas por la necesidad de atacar frontalmente el conservadurismo, promover las opciones de los jvenes, e implicarse directamente en el debate de la familia socialista.

Esta lnea de renovacin, y de mayor implicacin de la organizacin en aquellos foros en los que los jvenes estaban presentes, especialmente el CJE, se reforz a partir del XXI Congreso, celebrado en 2000. Este congreso, adems, trajo consigo un cambio en las relaciones de Juventudes Socialistas con el PSOE. Juventudes Socialistas volva a participar en los rganos de decisin del Partido con voz y voto, lo que ampliaba la capacidad de la organizacin para hacerse or, y al mismo tiempo trasladar la voz de los jvenes al Partido.

De este modo se impuso un modelo de trabajo, que sigue vigente, en el que los jvenes socialistas han consolidado su papel como intermediarios entre el PSOE y los jvenes, y viceversa. Un perodo que ha estado marcado por la presencia de los jvenes socialistas en la calle, en las universidades y centros de educacin secundaria; por una activa participacin dentro del movimiento asociativo juvenil, la colaboracin con los movimientos sociales, y una intensa actividad poltica, que ha permitido trasladar las inquietudes de los jvenes y sus problemas a los principales mbitos de decisin del Partido, y transformarlas en compromisos, y finalmente en polticas concretas.

Los jvenes socialistas que estamos haciendo este captulo de nuestra historia, cada vez somos ms en nmero, fuerza, representatividad y trabajo.

Quizs las Juventudes Socialistas del futuro decidan recopilar nuestra historia y escribir sobre nosotros.

 

Hagamos pues, una buena historia!

 
Buscador Noticias


(dd/mm/aaaa)

 


(dd/mm/aaaa)

 


 
Botn Buscar
 
 
 
 
 
Agenda actividades
noviembre '18
LMXJVSD
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

 
Redes sociales

 

 
 
 
 
 

Aviso Legal